Alcaldía de La Paz - Cesar
Motivos para Creer

Niñas y Niños

​​ Para aprender
Fomentemos la lectura en nuestros niños y niñas...​​



El Sastrecillo Valiente

image.jpgHabía una vez un joven sastrecillo que vivía del trabajo que le daba la gente del pueblo. Una mañana, al disponerse a desayunar la mermelada que él mismo hacía, encontró en ella a un grupo de moscas que estaban dándose un buen festín. Muy enfadado, el sastrecillo cogió un trapo y de un solo golpe mató a siete.

image (1).jpgPara recordar su valentía se hizo un cinturón en el que leía: "yo maté a siete", y se echó a la calle para que todo el mundo conociera su hazaña. El primero que lo leyó fue un gigante que, impresionado por su valentía, le invitó a dormir en la guarida de los gigantes. Pero allí uno de ellos intentó matarlo por envidia.

Nuestro héroe huyó y consiguió llegar hasta un castillo, donde el rey, informado de su valor, le mandó llamar. Le pidió que matara a dos ogros que vivían en sus bosques, y a cambio le concedería la mano de su hija.

-si he podido con siete, podré con dos, majestad -aseguró el sastrecillo.,  sin pensarlo más, se puso en camino.



image (3).jpgEl valiente sastrecillo se subió a un árbol cercano a la guarida de los ogros y se dedicó a tirarles piedras. Los ogros, que dormían en ese momento, se echaron la culpa mutuamente y acabaron a palos.

Pero el rey le pidió un par de servicios más: debería atrapar al unicornio que vivía en el bosque. Para ello, el sastrecillo engañó​ al animal haciéndole embestir contra un árbol. Así, su cuerno quedó clavado en la madera y nuestro amigo consiguió atraparlo.

​La última azaña consistía en atrapar a un fiero jabalí. El valiente sastrecillo consiguió que el jabalí entrara en una capilla y allí pudo capturarlo.

Ante la probada valentía del sastrecillo, el rey ya no tuvo más remedio que cumplir su promesa. La boda se celebró de inmediato y el sastrecillo fue el rey más valiente de la historia.​



image (2).jpg

Para aprender